Aku no Hana o una adolescencia complicada.

 

Bienvenidos al pub en el que nunca querías acabar, pero al que le coges cierto cariño porque sabes que te escucharán. Lástima que no sea tan buen barman como Decim, no obstante, me esforzaré para que os sintáis a gusto.

A modo de entradilla, que puede que se vuelva habitual, por lo que podéis pasar rápido para abajo, me compré los dos primeros tomos de Aku no Hana hace unas dos semanas. Me hablaron de las cualidades de este manga, en las que vi que podría ser una de esas historias que me atraparían y sumirían en un estado de incosciencia hacia el mundo mientras que me leyera este manga. Sólo decir que empecé a leer el segundo tomo 2 minutos antes de que parara el autobús porque tenía unas ansías tremendas por seguir leyendo…

Comentaré el manga, ya que el anime creo que no terminó la línea argumental y el dibujo me parecía extraño. Es uno de esos casos en los que hay una división entre los que deniegan el anime o lo aceptan por recoger la esencia de la obra aún más. El dibujo del manga no corresponde a lo que es la idea de la trama.

¿Os acordáis de cuándo os dije que empecé a acumular mangas para leer y que los iría comentando brevemente para darlos a conocer y destacar las ideas más importantes? Ese será mi plan de ataque en estos meses, ir reseñando algunos mangas que me han llamado la atención más de la cuenta.

 

Género: Drama, romance y psicológico. Demografía shonen.

Autor: Shuzo Oshimi, tanto arte como historia.

Revista: Bessatsu Shonen Magazine de la editorial Kodansha.

Sigue leyendo

Anuncios