Aku no Hana o una adolescencia complicada.

 

Bienvenidos al pub en el que nunca querías acabar, pero al que le coges cierto cariño porque sabes que te escucharán. Lástima que no sea tan buen barman como Decim, no obstante, me esforzaré para que os sintáis a gusto.

A modo de entradilla, que puede que se vuelva habitual, por lo que podéis pasar rápido para abajo, me compré los dos primeros tomos de Aku no Hana hace unas dos semanas. Me hablaron de las cualidades de este manga, en las que vi que podría ser una de esas historias que me atraparían y sumirían en un estado de incosciencia hacia el mundo mientras que me leyera este manga. Sólo decir que empecé a leer el segundo tomo 2 minutos antes de que parara el autobús porque tenía unas ansías tremendas por seguir leyendo…

Comentaré el manga, ya que el anime creo que no terminó la línea argumental y el dibujo me parecía extraño. Es uno de esos casos en los que hay una división entre los que deniegan el anime o lo aceptan por recoger la esencia de la obra aún más. El dibujo del manga no corresponde a lo que es la idea de la trama.

¿Os acordáis de cuándo os dije que empecé a acumular mangas para leer y que los iría comentando brevemente para darlos a conocer y destacar las ideas más importantes? Ese será mi plan de ataque en estos meses, ir reseñando algunos mangas que me han llamado la atención más de la cuenta.

 

Género: Drama, romance y psicológico. Demografía shonen.

Autor: Shuzo Oshimi, tanto arte como historia.

Revista: Bessatsu Shonen Magazine de la editorial Kodansha.

Año: 2009, 9 de septiembre-2014, 9 de mayo.

Distribuidoras: Norma Editorial en España, Vertical en EEUU. En España se titula Las Flores del Mal, y el último tomo que sacaron, a fecha actual, fue el tercero, con el cuarto lanzándose el 20 de marzo, en un formato clásico, con sobrecubierta (11,5×17,5). La editorial estadounidense ya tiene a la venta todos los volúmenes.

Duración: 58 capítulos en 11 volúmenes.

Web oficial: http://www.shonenmagazine.com/bmaga/akunohana (básicamente es el apartado para este manga de lo que es la página de la revista)

 

SINOPSIS

Kasuga es un quinceañero que asiste a las clases acompañado de su libro, Las Flores del Mal, del poeta francés Baudelaire. Se siente atosigado por la ciudad en la que le ha tocado vivir, sintiéndose algo superior a los otros estudiantes por leer libros complicados. Vive sin pretensiones y pasando el rato, cuando no lee libros, con un grupo de chicos zafios.

El punto de inflexión de su vida ocurre cuando se le olvida ese libro en el salón de clases, topándose con la ropa de gimnasia de Saeki, su amor platónico y la alumna más popular de su clase, sacándola de la bolsa y llevándosela a su casa por un ataque de nervios.

Todo esto, lo ve Nakamura, la antítesis de Saeki: una chica con una visión muy distorsionada de la vida, antisocial, maleducada, usando insultos a aquel que le levanta la vista. Para divertirse, obliga a Kasuga a realizar un pacto con ella, para que no le delate a los profesores.

RESEÑA

Aku no Hana puede pasar desapercibida si contamos con esa adaptación al anime que tuvo un diseño de personajes algo extraño y con una animación en la que se usa la rototoscopia, una técnica que se basa en dibujar sobre un vídeo, con la intención de obtener un acabado realista y natural en los movimientos.

No tuvo mucho éxito, y la cantidad detractores fue mayor a la de los fans, pero el caso es que el manga es otra cosa distinta y consiguió un sinfín de buenas críticas, siendo bastante conocido y convirtiéndose en una obra digna para ser recordada, de ser recomendada fervientemente.

El mismo autor, en el inicio de cada tomo, dedica esta historia a los/las adolescentes que estén pasando esa época difícil, pero en mi caso, y en el de muchos, también nos sirve para recordar esos años en los que dábamos vergüenza ajena, porque no sabíamos donde estaba nuestro lugar. Algunas investigaciones dicen que la adolescencia, incluso con más peso que anteriores épocas de crecimiento, es la que más forma nuestra personalidad. No creo que esta afirmación se aleje mucho de la realidad.

La historia nos presenta a un chico, Kasuga Takao, que se encuentra en el fervor de la adolescencia, con 15 años, cuando la parábola pasa por el punto más alto. Es distinto a los demás alumnos de la clase, pese a que intente diferenciarse más, con la lectura de obras complicadas, con ”Las Flores del Mal” de Baudelaire como el principal exponente y la que da nombre al manga. Lo lleva siempre consigo, para dar ese aspecto de persona culta, lo que hace que le aleje más del entorno que le rodea y se asfixie en la ciudad en la que vive, rodeada de montañas que le impiden el paso al ”otro lado”.

Su vida es así, con un vacío existencia propiciado por la inadaptación, aunque logra sostener la situación con la tranquilidad y visión que le dan los libros y el pertenecer a un grupo de chicos. Se conforma. A todo esto añádele su timidez insana, cuya personalidad se convierte en explosiva, con una montaña rusa de emociones.

El plantel de principales se cierra con Nakamura Sawa, una chica con gafas y enfrentada a la sociedad, renegando de ella, incluso siendo temida por los profesores debido a su actitud agresiva y franca, en parte señalando con su insulto ”comemierdas” a los demás como los culpables de que el mundo sea así de aburrido, insustancial. Luego, Saeki Nanako es la alumna más guapa de la clase, la que mejores notas saca, la mejor en todo, amable, dulce, delicada, que lleva transmitiendo esa imagen desde siempre, y que quizás no vaya consigo ese modo de ser.

El pistoletazo de salida empieza con Kasuga ”Oh, se me ha olvidado ”Las Flores del Mal”. La bolsa de la ropa de gimnasia de Saeki, mi amor platónico. No, no hagamos nada, o sí… ¡Hay unos ruidos, cojo la ropa y me largo! (Déjala ahí, cojones)” Todo esto no podía pasar sin que la bella y adorable Nakamura viera el suceso, viendo la oportunidad de sacar tajada del asunto. Al día siguiente, se monta un revuelo por la ropa robada de Saeki, de que un pervertido entró a las clases para llevársela y hacer ”cosas” con ella.

Kasuga empieza a ponerse nervioso, y de camino a casa en bicicleta se encuentra a Nakamura, que le propone un pacto para que no se chive a los profesores. Tendrá que mostrarse a si mismo como tal, quitándose todas las máscaras que tiene, dando riendas a su ser más primitivo, según el pacto de Nakamura, que ve en esto una oportunidad de entretenerse y pasar el rato con alguien parecido a ella, una pervertida.

La situación, cuando parece que no podía ser peor, continúa con Kasuga negándose a actuar de esa forma, de que el no es así, no podría hacerle eso a Saeki, que es pura e inocente, mientras que Nakamura no piensa lo mismo y vigila cada acción del chico hsta el punto de acosarlo y saber cada cosa de él. Ya no hay vuelta atrás…

A la ecuación se suma una cita con su amor platónico y el halo de culpa acumulándose. Así se sigue un ritmo ascendente, sin pausa, sin dejar que respire el lector, atrapándote con sus fieras garras, escenas cada vez más perversas, de la que piensas que no puede estar pasando realmente.

Llegado un momento, esta cantidad de tensión que llegar a retener, se apacigua. Hay un salto temporal, sin ánimo de spoilear, porque este manga relata la vida de adolescentes turbulentos, con Kasuga como el protagonista, con lo que hay una proyección de los mismos para ver como evolucionaron después de estos incidentes, y cómo lo llevan consigo. Coming of Age es el género de esto, y mangas tan conocidos como Dragon Ball o Naruto lo hacen (Y NO SÉ PORQUE PONGO ESTOS EJEMPLOS).
”- Pero tío, nos has contado ya de lo que va el manga. – Ni mucho menos, lo importante está dentro del envoltorio. Empiezan a tirarme tomates

Luego os expongo la moraleja del asunto.

El manga está muy bien planteado, en su totalidad, con ese aire de obra misteriosa que atrae, y no se queda en agua de borrajas. Se nota la pasión del autor por el arte, la pintura, con el surrealismo, y la literatura, citando obras con cierto contexto, como consejo que le da al mismo protagonista, a su yo antiguo yo, o como descripción del momento. El dibujo de la flor con el ojo que vemos muchas veces, es copiado de los cuadros de Odilon Redon, dándole uno de esos toques bohemios al manga.

Esto no afecta a la comprensión de la obra, pero son detalles que los amantes de la literatura y del arte apreciarán y disfrutarán. Esas referencias darán una visión más amplia del universo del manga, explicándose con más claridad algunas situaciones. Aunque como he dicho, esto no te va a impedir que te adentres en la espiral absorbente de la que no puedes escapar ni para ir al baño.

Mi opinión sobre la historia es que ¿pudo ser más impactante aún de lo que fue? Realmente sí, porque el paso de una parte a otra es tremendo, pero quizás si hubieran seguido otra línea argumental no habría quedado natural la unión de ambos fragmentos. Se te queda ese sentimiento de que se podría haber alejado de los convencionalismos sociales, no por ello es malo, aunque me apena, incluso sí sabías que iba a acabar así sin tener más remedio para cambiarlo.

Diseño artístico

Hablando de la técnica, no falla notoriamente en ningún momento, pese a que el principio flaquea un poco en las escenas más rutinarias, pues se compensa con buenas imágenes en los clímax. Hay una mejora y un cambio de enfoque con el paso de los capítulos, con una mayor firmeza del autor a la hora de dibujar.

Sobre la integración a la historia, de lo que he oído hablar, muchos dicen que no es adecuado esos diseños tan moe para una historia con una esencia tan decadente, melancólica, vacía y confusa (delirante). Puede ser, pero hablamos un shonen de la revista en la que sale Shingeki no Kyojin entre otros, así que un diseño más excéntrico no sería aceptado por la misma, no porque sea mala, si no por la demografía a la que se dirige, y que el autor en sí no quería crear algo denso y complicado (Seinen).

Eso no quita los personajes tan raros. Un adolescente tiene el cuerpo desarrollado de forma algo desigual, sí, pero no tanto… Me chocan esas cabezas y movimientos tan torpes. Aun así, creo que se desmarca de los típicos diseños, imprimiendo realismo… Y bueno, que las caras se diferencien bien, sin que parezca una copia entre cada, me impresiona en demasía. Se identifica cada personaje al momento.

Y por supuesto, no se me olvidan los fondos, los paisajes, la ciudad del protagonista, los interiores, los elementos no humanos. Son brutales de principio a fin. Lo siento, no es nada del otro mundo, pero es que te sumerge en los escenarios que pisa el protagonista o cualquier otro personaje. Sientes que estás en ellos, como si caminaras por la escuela, en el paseo que hay entre la casa de Kasuga y la escuela, el parque, las montañas a lo lejos. Te ayuda a empatizar con la situación.

En conclusión, este apartado no abandona en calidad a la trama y a los personajes. Hay estilo propio.

Antes venía aconteciendo de una moraleja o algo así. Mejor dejo que lo descubráis vosotros mismos…

En fin, este manga, a los que ya han pasado la adolescencia les puede parecer muy lejano, por no soportar a críos de instituto o tener ya olvidada esas experiencias y tener más frescas otras.

Aku no Hana no se lee para reírte sin parar, ni para buscar la tristeza causada por el evento dramático de turno, ni para sentir adrenalina, ver escenas de acción agradables. Para entretenerte sí, porque si no fuese entretenida, no me habría gustado ni la mitad (la nota que le coloco es un 8 o así, no le doy importancia a los detalles de la misma).

Este manga os lo recomiendo especialmente en aquellas épocas en la que sentís que habéis perdido el rumbo en vuestra vida, sin tener ni la más leve idea de por donde volver a comenzar, y con el cual volver a recordar lo que queríamos ser en el futuro, lo que nos hacía disfrutar, con lo que sonreías, a lo que te enfrentarías sin tener miedo perder todo.

También su lectura te puede permitir añorar épocas pasadas, entre otros sentimientos complicados, pero pienso que este es el más importante, el de que todos nos vemos abrumados en algún momento de esta vida tan cruel, y que tarde o temprano, por puro equilibrio estable vamos a ser como somos, sin miedos, porque vivir sin pasión es lo peor que puede haber.

Cada uno tendremos un estilo de vida, sin más, sin tener que avergonzarnos de ello, ni que la sociedad nos tenga que acusar por nuestro pasado ni por lo que hacemos actualmente. Creo que hace falta más valentía, sinceridad, ”una persona interesante tiene un punto de locura*, entre otros valores, y más entre los adolescentes, esa época de supervivencia.

Espero que si leéis el manga por esta especie de reseña, os haya gustado y enseñado algo valioso. Me alegraría bastante saberlo.

¡Hasta pronto!

 

 

Anuncios

5 comentarios en “Aku no Hana o una adolescencia complicada.

  1. Gracias a tu reseña haré una excepción con este manga y le daré una oportunidad 😀
    Ya había leído algo acerca de la adaptación y la gran cantidad de críticas de la que fue objeto pero has planteado el manga de tal manera que ya estoy interesada en echarle un ojo. Un poco si que he perdido el rumbo en la vida, la universidad y el atracón de exámenes te quitan las ganas de vivir….que ingenua era en el instituto. La verdad echo de menos esos momentos en los que estudiar era la mínimo de tus preocupaciones y no sacarte una maldita carrera por el mero hecho de satisfacer las expectativas que tiene la sociedad en mí (que no se espere mucho).
    Bueno muchas gracias por reseñarlo pues nunca habría reconsiderado el leerlo.
    Saludos!!!! ^^

    Me gusta

    • ¡Hola, muy buenas, Silvi! Me alegro de que te haya gustado la entrada y te hayas animado a leer Aku no Hana ^^

      El manga, como he dicho, va de adolescentes, que en parte, no encuentran su lugar y andan desolados, sin nada en lo que apoyarse para seguir adelante, y la desesperación a veces llega a límites insospechados. Quizás uno ve en perspectiva ese pasado y no le parece tanto, pero esos momentos nos definen. No hay que quitarle importancia a ello ni a ocultarlo.

      La sociedad es un ente creado por nosotros mismos para que no se salga todo de madre. La cuestión es adaptarte a ella siendo lo más idéntico a tu ser, o eso se intenta al menos… Sobre la universidad opino que hay un exceso de alumnos que se meten por hacer algo/presión familiar, y eso no vale (me enrollo…).

      Gracias por el comentario : ) ¡Saludos!

      Me gusta

  2. Saludos!
    De hecho yo leí (online) el manga porque me quedé picado con el anime. A mi, a diferencia de la mayoría (soy contreras, pues), si me gustó el anime, estilo de animación rara y todo. Creo que fue muy acorde la animación con la idea de la obra, y yo me quedé esperando 2a temporada, ya que la deschavetada de Takao es epica (los seriecitos son los peores).
    En fin, fue uno de los animes que me han llamado fuerte la atención y el manga está mejor o mas sustancioso.

    Me gusta

    • ¡Buenas con un poco de tardanza! Yo leí el manga desde el inicio porque sabía de antemano que el anime no recogía todos los capítulos del manga, aunque también tengo interés en vérmelo porque me dio curiosidad la animación y dibujo (y que a veces me gustan las cosas raras). A ver si ya somos dos para plantar cara a la comunidad anti-anime de Aku no Hana XD.

      ¡Gracias por pasarte!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s