Mi vida de seiyuu no es tan mala como esperaba (Girlish Number)

SINOPSIS

Chitose Karasuma es una chica con una edad metida en la veintena, que no ha conseguido madurar y quiere seguir viviendo como si fuera una niña. Aun así, consigue entrar a una agencia de seiyus manejada por su hermano mayor, Gojou, aunque siempre evita esforzarse demasiado. Allí dentro, conocerá a unas chicas que la harán ver la vida desde otra perspectiva y se apoyarán entre sí en su trabajo, forjando una bonita amistad.

Meollo del asunto

No hay ningún significado oculto

Buenas a aquellos lectores que pasa por aquí y a todo el mundo blogueril en general. Hoy me ha dado por escribir sobre un anime que vi hace varias semanas, y se me pasó de comentarlo detenidamente por ciertas razones que no vienen a cuento. Como estaréis viendo, ando jugando un poco con ‘el wordpress este’ para resumir toda la información más técnica en el menor espacio posible, sin recurrir a meterlo como texto sin más. No tengo ni idea de como voy a estructurarlo, pero bueno…

No va a ser un comentario serio ni con ánimos de criticar algún aspecto del propio anime, pero probablemente lo acabe haciendo. Espero que disfrutéis leyendo 🙂


Girlish Number se estrenó allá por otoño del año pasado, y la verdad es que a primera vista no me llamó la atención. Pensé que era un Slice of Life de chicas monas haciendo cosas monas. Otro anime genérico para rellenar las listas.

Pero como nunca hay que juzgar a una loli por su apariencia, Girlish Number se convirtió en un anime maduro y bien decente a mis ojos. Trata sobre los ‘problemillas’ de la industría del anime, más concretamente en el entorno de las seiyus y sus productores. El mensaje que transmite critica un poco a nosotros, los consumidores, tanto a la dejadez de los propios estudios de animación, con un toque de humor que suaviza el panorama.

Wataru Watari da forma a esta comedia satírica de las que él sabe muy bien hacer. Seguramente, los monólogos de Chitose os recuerden mucho a los de Hachiman, ya que es del mismo autor.  Su estilo me resulta interesante por el toque irónico-cínico que le da a los personajes, y porque se aleja de escribir sobre los típicos esteorotipos que vemos en múltiples animes. Aunque bueno, a veces tiende a extender demasiado sus monólogos/diálogos, pero en este anime no se aprecia tanto como en Oregairu.

Espero que no se note mucho el errorcillo…

Dejando de comparar (o no…) Girlish Number me llamó la atención en los primeros episodios, dejándome cierta ilusión de que los personajes tuvieran un buen trasfondo y un desarrollo coherente. Realmente los tiene, y aunque tenga sus clichés como toda obra, logra transmitir adecuadamente su mensaje, incluso si en ciertos episodios parezca que vayan a introducir drama de garrafón.

Su trama es sencilla, no busca adentrarse en las mentes de los personajes y hacerlos debatir sobre asuntos filosóficos. Son chicas jóvenes de veintitantos con problemas que puede llegarles a pasar a cualquiera de nosotros. Hacen muy bien esto, porque se nota que las preocupaciones de estas chicas van más allá de lo que podamos ver en un anime con un ‘cast’ de menor edad (como en comedias románticas tipo Toradora y demás).

No quería dejar este pantallazo sin usar

En el tramo final del anime, estas mujeres adquieren un punto de vista más maduro con el que enfrentarse a la vida laboral y adulta. Digamos que dejan atrás esos fantasmas del pasado y pasan las famosas crisis de identidad esas.

Otro personaje que quiero comentar, y es el que me parece más interesante, y en el que más se profundiza después de las chicas, es nuestro productor genialoso Kuzu-P.

Sus conflictos personales tienen una base similar a los de Chitose, o quizás sean sus personalidades. Desde el comienzo del anime, le verás ‘prevaricando’ (palabra extraída de la jerga creada en mi círculo de amigos), o sea, liándola parda con cada acción y siendo un defensor nato de la ley del mínimo esfuerzo como nuestra Chitose. Es irresponsable, tiene una personalidad horrible pero tiene ese magnetismo que le hace atraer a la gente (como Chitose).

Puede llegar a necesitar una entrada aparte este hombre (y Chitose) porque vaya… Pero esto puede llegar a interpretarse como una especie de crítica al pasotismo propio de los fans y a las ansias de pillar dinero por algún lado de parte de los estudios de animación. Porque andan sin un duro y nosotros nos tragamos cualquier cosa, pero si le ponen amor en lo que hacen ¿qué más da la calidad y demases?

Y bueno, antes de que se me olvide, ambos muchachos pueden tener como un miedo a la sociedad, a tomar cuenta de sus actos, porque el mundo adulto es cruel y no deja pasar ni una.

Dos personas en las que estos desastres vivientes deberían fijarse *guiño guiño*

Antes de terminar, quería destacar que opening y ending son interpretados por las cinco chicas mayores/mujeres protagonistas, cosa curiosa. No son muy destacables pero acompañan bien a la esencia que transmite el anime.

Hasta otra y que pasen una buena semana 🙂

Las imágenes las he pillado del fansub Davinci. Según MAL su versión es muy buena, pero yo me la vi con los subtítulos de Crunchyroll.

FICHA TÉCNICA

Formato: Anime de 12 episodios.

Temporada: Otoño 2016

Género: Slice of Life

Fuente original: Novela ligera

Autor original: Wataru Watari


Estudio: Diomedea

Director: Shouta Ibata

Guionistas: Sou Sagara y Yukie Sugawara

Música: Tomoki Kikuya

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s